San Sebastián

20 de Enero La devoción a San Sebastián, la trajo hasta la alpujarra don Juan de Austria, quien durante la guerra de rebelión de los moriscos anduvo por toda la comarca. Era un santo de su particular devoción -santo guerrero, como Santiago matamoros también frecuente en la zona-, que fue dejando a su paso por cada uno de los pueblos por los que pasó.

Potaje de Orejones

– 3/4 de Kilo de habichuelas blancas secas.
– Un puñado de orejones de habichuelas (habichuelas secas verdes).
– 1 Kilo de patatas.
– 1 Pimiento rojo seco.
– 2 Dientes de ajo.
– Aceite de oliva.

Elaboración:
En una olla se ponen las habichuelas y los orejones, cuando comienza a hervir se le cambia el agua y se le añade un chorrito de aceite de oliva.
Cuando estén cocidas las habichuelas se le añaden las patatas, el pimiento rojo seco y los ajos, dejar hervir.
Una vez cocido todos los ingredientes se hace un aliño con el pimiento rojo y los ajos, que se muelen en un mortero y se añaden al potaje.

Paraje Natural Junta de los Ríos

En pleno Parque Natural de Sierra Nevada, junto a una cascada de impresión en el llamado «Tajo Cortes», rodeado de un pinar exuberante, y con unas formidables vistas de toda la comarca, el Merendero de Pórtugos es un espacio ideado para el disfrute de la naturaleza. Accesible a través de rutas de senderismo debidamente señalizadas, o por una pista forestal que permite el acceso a vehículos el espectáculo que se contempla desde este espléndido mirador natural es impresionante. Preparado para la acampada, con una fuente natural, lugares acondicionados para hacer una barbacoa, y mesas y bancos de piedra, el merendero es un espacio adecuado para pasar un buen día en la naturaleza.

Calvario

Como en tantos otros pueblos en Pórtugos ha existido siempre «desde tiempo inmemorial» un camino que llevaba desde la Iglesia hasta un altozano, rememorando el viacrucis de Jesúcristo. En el caso de Pórtugos. el camino empezaba en la Iglesia, recorría buena parte del pueblo y terminada en el llamado «Calvario», un paraje singular que hoy sirve de mirador, y que da comienzo a un camino real que nos lleva hacia Pitres. Precisamente en ese lugar existe una gran cruz de piedra que pretende conmemorar el Calvario, y el final del viacrucis. Aunque la actual cruz es muy reciente, todavía se conserva en la Iglesia Parroquial, la base de otra cruz anterior, probablemente de estilo barroco a juzgar por el único resto que de ella nos ha quedado.